NOTA DE BOCHA BALBONI SOBRE EL ESTABLECIMIENTO PUR SANG

ANADON-BUGATTI

         A Jorge Anadón o Leónidas Jorge Anadón como suele verse nombrado ahora, lo conocimos por los ’70s haciendo negocios  con materiales de construcción usados.

Diría que es uno de esos tipos con unas sensibilidad especial para las cosas de antes.

Buen comerciante, aunque tal vez conociendo poco de  esta nueva especialidad que se le presentaba de ampliar su ramo a autos del pasado que descansaban en garajes, cobertizos y muchas veces a la intemperie, en seguida tomó  el thread”.

Como alguna vez mencionamos hasta un Delaunay Belleville supo haber en Esperanza y un Diatto, aunque los que quedaban no eran de esa estirpe en la zona había variados, muy conocidos, algo conocidos y desconocidos.

Había varios desarmaderos y  todavía quedaban vehículos en poder de descendientes de los dueños originales. Solo en un desarmadero grande, que tenía  mas de dos manzanas de superficie, a donde fue a parar el D-B, se apilaban a la intemperie vehículos de todas la épocas.

Partes, componentes, accesorios y repuestos en cantidades que no se imaginan.

Y se hizo especialista en el tema.

Había oportunidades de negocios para quien supiera como hacerlos y ahí, estuvo Anadón, como se dice en el momento, preciso en el lugar preciso.

Nuestro amigo se fué de estos pagos y un dia supimos que había volcado sus conocimientos, pasión  y determinación en la elaboración de réplicas de Bugattis y otros autos de prestigio, pero con el mas alto nivel.

Jorge Anadón dejó muchos amigos por acá y así fue que cuando un grupo de esperancinos lo contactamos para ir a conocer Pur Sang no dudó en abrirnos de par en par las puertas de ese magnífico rincón donde nos transportamos al pasado viendo reproducir artesanalmente pieza por pieza esas reliquias que causan admiración.

Y tuvimos el privilegio de ver como un artesano transforma una hoja de aluminio en un capot o la cola de una Type 35, por ejemplo, nada mas, porque a nuestro paso nacían llantas, carburadores, suspensiones, campanas de freno, motores, compresores elaborados con una delicadeza y arte dignos de estar siguiendo los pasos de sus creadores originales.

Como dije, a Anadón lo conocíamos, pero tuvimos la suerte de conocer ahora a Mauro Blanc que desde hace 30 años comparte con Jorge esta pasión. Y nos encontramos con otro ser excepcional que nos  atendió como a viejos amigos.

La magia está en que se hayan encontrado Jorge y Mauro para dar nacimiento a este emprendimiento de atrasar el almanaque y volver a hacer aquellos autos como sus creadores, artesanalmente, con  total respeto por sus conceptos, detalles, materiales, precisión y una calidad que es reconocida en todo el mundo por especialistas.

No solo réplicas de Bugattis que tal vez son las mas conocidas, salen de este santuario, Alfas, Bentleys, Mercedes SSK, también.

Porqué Pur Sang? Ettore Bugatti  “burrero” de alma, en sus comienzos usó este nombre para sus primogénitas realizaciones por cuenta propia.

También es de destacar que los ejemplares que cambian de dueño obtienen muy buenos precios y que Pur Sang provee repuestos y partes para los modelos originales, mezcla de arte con ingeniería y técnica de precisión.

Y saben una cosa? Dan trabajo a una muy buena cantidad de gente que parecen trabajar con alegría, será porque como dijo Henry Ford: “ninguna tarea es dura si se hace con gusto”

Gracias Mauro, gracias Jorge, por tanta paciencia, dedicación y por esa magia que tiene todo lo que hacen.

        Bocha Balboni

historiasdehya@gmail.com

  Fotos: Alberto Schachner, Alejandro Balboni, Bocha Balboni  PARA AMPLIAR LAS FOTOS CLICK ARRIBA DE ELLAS

Esta entrada fue publicada en museos, restauraciones. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a NOTA DE BOCHA BALBONI SOBRE EL ESTABLECIMIENTO PUR SANG

  1. Simplemente IMPRESIONANTE!!!!!!! guauuuuuu puro arte, ya ver una Type 35 es algo unico

Deja un comentario