100 AÑOS CON LA PRESENCIA OFICIAL DE FORD EN LA REPUBLICA ARGENTINA

En cierto día del año 1903,la casa de Dalmiro Varela Castex estaba más concurrida por los amigos de este, que de costumbre. La Trading Company, había terminado de realizar los últimos trámites en la aduana del puerto de Buenos Aires, y un cajón de madera, de respetable tamaño, acaba de llegar a la mansión de la avenida Alvear.

En el “garaje” del dueño de casa, el aroma a combustible y aceites varios, eran cosa común de sentir, al momento de ingresar. Hasta ese momento, algunos de los primeros automóviles llegados al país, estaban estacionados al fondo de aquel santuario mecánico. Acaban de desarmar la caja, y  todos quedan mirando fijo el contenido de la misma. El primer Ford fabricado como tal, se encuentra frente a ellos.

Todavía lamento haber perdido entre tantos papeles, aquella foto de los hermanos Serra Lima, cruzando un campo arado. Se los veía en pose orgullosa, estaban con un Ford de 1905…

Llega el tan ansiado centenario de 1910, y en “la gran carrera a Córdoba”, un Ford modelo T se trenza entre otros coches de mayor poder, en medio de la inmensidad. Logran llegar muy pocos autos, y entre ellos está el Ford.

El mundo automotor se queda con la boca abierta ante este fenómeno. Y en la calle Wenceslao Villafañe número 40, del barrio de la Boca, se construye una factoría Ford, ante la sorpresa de todos.

Inaugurada en 1913, el lugar es un ejemplo de pulcritud y orden. Todo brilla, maquinarias nunca vistas con anterioridad, están por todos lados. Los operarios son valorados como nunca antes, Henry Ford lo sabe muy bien. El obrero que se encuentra en un lugar de trabajo, en donde es valorado como se merece, rinde mucho más. Las jornadas son de ocho horas, cinco días de trabajo a la semana, y con un sueldo 150% más alto que en la gran mayoría de las fábricas de renombre.

El país necesita imperiosamente de movilidad confiable, económica, de mantenimiento sencillo, y todo a un precio accesible. Algunas empresas ayudan con sus productos, pero es Ford, quien pone definitivamente al país en movimiento.

Al cumplirse los diez años de funcionamiento de la planta Ford, se habían ensamblado ya, más de 100.000 unidades del modelo T, con carrocerías de todo tipo, doble faetón, coupès, coupelets, sedanes de dos y cuatro puertas, pick-ups, camiones…. Y hasta tractores Fordson .

Los Ford modelo A, siguieron por la misma senda, la que recorrerían también los nuevos modelos V8, los mismos que marcaron a fuego a la historia del automovilismo deportivo.

Nobles, veloces, y rendidores. Sobran las palabras al contemplar la frialdad de los números, aquellos que marcan la superioridad de victorias en campeonatos anuales de T.C. Desde el primero, en 1937, hasta el triunfo de la industria nacional con la aparición del Torino, coronándose campeón en 1967.

Y cuando la industria nacional, se puso los pantalones largos, una versión nacional de un tal Ford Falcon , batió todos los récords de fabricación y ventas, al colocar, al final de su carrera de 30 años de vigencia, la imponente cifra de 500.000 unidades incorporadas al parque automotor nacional….

Hoy día, Ford sigue dando que hablar, con su famosa camioneta F 100, con sus eternas victorias deportivas, con sus modelos de corte europeo circulando por las calles….

Mi amor por el automóvil, me impide que sea “hincha” de alguna marca en especial, pero con 100 años de presencia exitosa en nuestra tierra, yo pregunto, ¿ Còmo no hacerle un pequeño homenaje?

Nicolás Lucas Barón.fabrica ford 3 fabrica ford fabrica ford 1 fabrica ford 2

Las imágenes que acompañan esta nota, pertenecen a un ejemplar de la revista “El Gráfico”, del 15 de noviembre de 1924, en las cuales podemos ver a la factoría Ford instalada en el barrio de la Boca., junto al sector de tapicería, ensamble y despacho de unidades para su posterior entrega.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario