LA PRIMERA CARRERA DE VELOCIDAD REGISTRADA

Las damas de la Sociedad de Beneficencia, llevaron a cabo, con la ayuda de los primeros propietarios de automóviles, un espectáculo a beneficio del   “Asilo siglo XIX”, en el cual, como plato fuerte, se llevaría a cabo una serie de carreras sobre la recta principal del antiguo Hipódromo Argentino.

El evento, se realizó el día sábado 16 de noviembre de 1901, y se comenzó con diferentes pruebas de destreza en equitación, para comenzar con las contiendas sobre ruedas, alrededor de las 4 e la tarde.

Se inscribieron cinco corredores, y uno de ellos, Marcelo Torcuato de Alvear se inscribió en dos de las categorías disponibles. La primera fue para automóviles de hasta 500 kilos, con un recorrido en línea recta de 1.000 metros, siendo reservada la segunda categoría, para vehículos de  peso libre y con un recorrido a cubrir de 3.000 metros. Tanto automóviles a vapor, como a gasolina, podrían inscribirse en ambas categorías, mientras que los automóviles eléctricos solo podrían competir entre si, al igual que los triciclos mecánicos, abriendo la primera de las competencias.

Lamentablemente, la primera prueba, reservada para las máquinas de tres ruedas, debió suspenderse, por no anotarse participantes.

La segunda prueba, reservada para coches de hasta 500 kilos de peso, se corrió con 4 competidores. Estos fueron los señores Juan Abella, Juan Cassoulet, Marcelo T. de Alvear y Eguisto Gismondi.  La carrera estuvo a la altura de lo esperado por todos, y fuè ganada por Juan Cassoulet, conduciendo un “Rochester” a vapor. Pero la exigencia fue tal, que al llegar a la meta, debido a la falta de presión en la caldera, comenzó a incendiarse, llegando Cassoulet a apagar el fuego, retirando los asientos acolchonados para evitar una verdadera desgracia. Mientras tanto, el coche de Marcelo T. de Alvear, debido a la fuerza del motor al ser acelerado de manera excesiva rompió la cadena de transmisión, quedando muy limitado para ofrecer una velocidad màs exigente. La velocidad del ganador fue de casi 74kms/h, tardando 49 segundos en completar la distancia, recibiendo como premio, una cigarrera y una fosforera, ambas de plata labrada.

La última carrera de la tarde, con peso libre y con 3.000 metros para cubrir contó con dos participantes: Araòn de Anchorena, y Marcelo T. de Alvear. Anchorena utilizò un “Panhard & Levasseur”  , mientras que Alvear condujo un “Locomobile” a vapor, el mismo, tenìa un recipiente muy escaso para el trayecto a cubrir a máxima velocidad, razón por la cuàl, uno de los jurados de la prueba, Dalmiro Varela Castex, llevò a su taller al Locomobile para adosarle un tanque extra para albergar mas agua, gracias a esa reforma el Locomobile pudo llegar primero, pero apenas cruzó la meta, su motor se detuvo. El agua se había acabado, alcanzando justo para cubrir la distancia requerida……

Nicolás Lucas Barón.

Trabajo realizado en base al diario La Nación del día 16/11/1901, y de la revista Caras y Caretas, en su número aparecido a la siguiente semana de producidas la carreras.OLYMPUS DIGITAL CAMERA cigarrera y fosforera Juan Cassoulet kirbus01cassouletrochester

Las fotografías corresponden a Juan Cassoulet (retrato),  la cigarrera y fosforera de plata, a Marcelo Torcuato de Alvear (retrato) Y A Juan Cassoulet a los mandos del “Rochester”, con el brazalete número 2, junto a Dalmiro Varela Castex, con sombrero rancho.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a LA PRIMERA CARRERA DE VELOCIDAD REGISTRADA

  1. Nicolàs Lucas Baròn dijo:

    Deseo complementar esta nota, comentando que la carrera destinada a los automóviles eléctricos, también fue suspendida por ausencia de los corredores, lo cual redujo a dos,la cantidad de carreras realizadas. Para que los lectores puedan reconocer a los protagonistas aparecidos en los retratos, Juan Cassoulet, es quien aparece con lentes, ya retirado de las competencias de velocidad, mientras que Marcelo Torcuato de Alvear, es quien posa luciendo sus juveniles bigotes. Saludos a todos.
    N.L.B.

  2. Nicolàs Lucas Baròn dijo:

    Para que los lectores puedan reconocer los retratos de los protagonistas de las dos carreras realizadas, Juan Cassoulet, es quien aparece portando lentes, ya retirado de las competencias, mientras que Marcelo Torcuato de Alvear, aparece mostrando sus juveniles bigotes.
    Otro punto importante que complementa la nota, y que omitì sin darme cuenta, es que la carrera reservada a los automóviles eléctricos, también fue suspendida, por no presentarse los participantes, lo cual redujo la jornada a solo dos carreras. Saludos a todos. N.L.B.

Deja un comentario