1913 – OSCAR ALFREDO GALVEZ – 2013

1913 – OSCAR ALFREDO GALVEZ – 2013

Ya pasaron 100 años del nacimiento del “aguilucho”, no es poca cosa, a veces parece que los años pasan mas rápido, sin ir mas lejos, hace ya 14 años que aquel hombre de la eterna sonrisa se fuera allà arriba, a encontrarse con sus padres, con Juancito, en fin, con los suyos ….

Mientras meditaba acerca de como parece pasar mas rápido el tiempo, según la edad que podamos tener al momento de pensar en eso, me adentraba en mi archivo de imágenes, volviendo a extasiarme al contemplar los logros de los hermanos con bigote “sardina”, y me decidí. Entre tantas historias que supo acuñar Oscar Gálvez, me quede con una muy linda, vistosa y simpática, aunque no menos deportiva.

Ocurrió en la “Mar y Sierras” de 1949, y con casi 1.000 kilómetros de recorrido, Oscar volvió a dar la nota, al llevar de acompañante, nada menos que a su mujer, Elsa Amelia de Gálvez.

Elsa contaba entusiasmada:

“Siempre quise que “Tito” me llevara en una carrera, porque tanto oír y hablar hasta yo de automovilismo y carreras, quiero saber como es eso mas de cerca, y si no le doy muchos dolores de cabeza, puede que me lleve en alguna otra carrera corta”.

“La velocidad no me impresiona, es mas, “Tito” me llevo un par de veces fuerte, y es una cosa que me gusta. Casi diría que estoy acostumbrada, pero quiero saber que se siente, lo que se experimenta”.

“Claro, ustedes saben como son las carreras: en una de esas se produce una falla y tengo que esperar otra.”

Por supuesto, mas de uno pensó en que Oscar entregaba toda posibilidad de lograr un mayor rendimiento al descontarse la ayuda experta y oportuna, del clásico mecánico y acompañante.

Sin embargo, Oscar tuvo buena suerte en cuanto a desperfectos y pinchaduras, y llegó en segundo lugar, a tan solo 10 segundos, debido a un pequeño inconveniente a la altura de General Madariaga. Hasta allí, tenia la carrera ganada por tiempo neto. (¿Sera verdad, eso de que se entrega demasiada ventaja sin tener acompañante idóneo, mecánicamente hablando ?)

Al terminar la carrera, los Galvez eran toda alegría, y no era para menos, Oscar y Luisa estaban chochos de la vida, mientras que Juancito había ganado la carrera, y fiel a sus sentimientos, en cuanto Luis Elías Sojit le preguntaba si el u Oscar definirían el primer puesto, Juancito contestó:

“No se si le gano a Oscar, o me gana mi hermano; pero si el triunfo es mìo, quiero dedicárselo a mis padres, a papá y a mamá que deben de estar escuchando”.

Lo que habrá sido la gran mesa familiar a la llegada de los Gàlvez, llena de amor y alegría. ¿No les parece?

Nicolás Lucas Barón.

Espero que les haya gustado esta nota, recordándolo al “aguilucho”, en su cumpleaños número 100.

Las imágenes que acompañan a eta nota, nos muestran al matrimonio Gálvez, sentados y sonrientes en la coupé Ford 1940 antes de largar, la llegada de Juancito, primero en cruzar la línea de llegada, la llegada del matrimonio Gálvez, la mesa familiar de la gran familia Gálvez, Juancito junto a sus padres y una publicidad de época, recordando la participación del matrimonio Gálvez en la carrera. nota oscar galvez 6 nota oscar galvez nota oscar galvez1 nota oscar galvez 2 nota oscar galvez 3 nota oscar galvez 4 nota oscar galvez 5

Los espero a todos la próxima semana en nuestro sitio de encuentros, la página web del petit museo y conservatorio de vehículos ancianos de Omar Roglich.

 

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario